La Denominación de Origen es un nombre geográfico propio de la región, zona o comarca que garantiza oficialmente la procedencia y calidad de ciertos productos que cuentan con características diferenciales respecto a otros.

Estas diferencias vienen determinadas principalmente por la elaboración, crianza, clima, medio geográfico en el que se producen las materias primas y por supuesto el factor humano que participa en ellas.

Para que un vino se pueda acoger a la D.O, debe cumplir con los siguientes requisitos:

  • ser elaborado en la propia región de la denominación de origen
  • con uvas producidas exclusivamente en esa zona
  • tener unas características y cualidades únicas del medio geográfico en el que se encuentran y además
  • haber transcurrido 5 años desde el momento en que se reconoce el vino en la comarca.

Hablando de vinos diremos que en España tenemos 69 Denominaciones de Origen, siendo la Rioja la más antigua ( nombrada en 1991), seguida de la Ribera del Duero (año 2009).

Las D.O están regidas por un Consejo Regulador que es el que se encarga de controlar el origen de la uva y la calidad del vino en una determinada zona, además de aplicar los reglamentos establecidos y defender los intereses económicos y sociales de una D.O.

España es el tercer productor mundial de vino en volumen y cuenta con la superficie de viñedos más grande del planeta, tiene una muy buena relación calidad – precio y posee las bodegas más avanzadas del sector.

Una parte importante en el resultado final del vino es el tipo de uva que se utilice, que dependerá de cada zona geográfica y del Consejo Regulador de la D.O correspondiente.

Aunque en general las más utilizadas son: tempranillo, monastrell,  verdejo, moscatel, garnacha, albariño, godello, graciano, mencía, merlot, shyra, cabenet- sauvignon… entre otras.

De todas ellas la uva tempranillo es la más extendida en España y de mayor calidad, siempre teniendo en cuenta que la variedad de la uva está condicionada a su capacidad de adaptación al terreno, al clima y a las formas de su cultivo y elaboración propias.

    

viñedos 6
viñedos 5

En España hay una serie de categorías para englobar las D.O, y cada una de ellas tiene unas características especiales que se deben reunir para su utilización.

Pirámide de Clasificación Vinos Españoles

1- Vinos de Pago: Son vinos de calidad producidos en una región determinada dentro de una zona de calidad; estas áreas especiales cuentan con un microclima o suelos con unas características muy diferentes a los de su entorno, y únicamente los elabora una bodega. Es el nivel más alto de calidad que puede adquirir un vino en España. En nuestro país contamos con 14 Vinos de Pago.

2- D.O Calificada:Son vinos de calidad producidos en una región determinada y donde toda su producción se destina a embotellado, no hay vino a granel. Tiene que haber sido reconocida como D.O durante 10 años, cumplir con una normativa más estricta que el resto y un exhaustivo control de calidad. En España solo tenemos dos zonas geográficas que pertenecen a esta categoría: Rioja y Priorat

3 – D.O :Son vinos de calidad producidos en una región determinada regidos por un Consejo Regulador; su destino puede ser tanto embotellado como granel. Son vinos que están sujetos a unas normativas muy exigentes, las uvas tienen que pertenecer a la zona geográfica que les distingue, gozar de prestigio comercial y ser reconocidos durante 5 años como Vinos de Calidad con Indicación geográfica. En España tenemos 69 zonas con D.O.

4 – Vinos de la Tierra: Son vinos que pertenecen a una región determinada, con unas características especiales medioambientales y de cultivo, que no pertenecen a ninguna D.O, y con unas normativas menos exigentes. En esta categoría también encontramos los Vinos de calidad con Indicación Geográfica, cuya única diferencia con los Vinos de la Tierra es que la uva debe pertenecer a la misma zona de procedencia y la producción, elaboración y envejecimiento del vino también. En España tenemos 41 zonas que pertenecen a esta categoría.


5 – Vinos de Mesa:
No pertenecen a ninguna D.O y no están obligados a dar información respecto a su añada, procedencia o variedades de uva.

Suelen ser los más demandados por su excelente relación calidad – precio.

Piramide (5)

La añada en los vinos es el año en que fueron recolectadas las uvas para producirlo ( influye en el precio, según cosecha buena o regular ); no resta calidad al vino, ya que ésta depende fundamentalmente del proceso de vinificación con crianza en madera y botella.

En el caso de los vinos jóvenes, son embotellados y comercializados inmediatamente después de la recolección de la uva, por lo que suelen ser para un consumo inmediato.

En este enlace podrás encontrar una selección de vinos de distintas D.O de España.

Pin It on Pinterest