La alcachofa es una planta derivada del cardo que crece espontáneamente en el norte de Africa. Es una de las pocas verduras que se consumen por su flor, aunque en realidad vienen a ser un conjunto de flores integradas en un solo producto. La parte mas tierna de la alcachofa es el ¨corazón¨, por lo que es aconsejable al hacer la compra elegir aquellas que en proporción a su tallo tengan la cabeza menor. La pelusilla que aparece en el corazón de algunas alcachofas indica que la planta ya ha iniciado el período de maduración, por lo que cuanto mas esférica sea la flor, menos madura estará.

La alcachofa en flor

La alcachofa es una verdura de invierno que aparece en los mercados con la llegada de los primeros fríos, alargándose su temporada hasta la entrada de la primavera, aunque gracias  a nuestras industrias conserveras podemos encontrar los corazones de alcachofa durante todo el año, sin restar calidad al producto fresco.

 

La alcachofa se produce principalmente en Italia, Francia y España ( segunda productora mundial, principalmente en  la zona de Murcia que concentra la tercera parte de la producción, seguida de la Comunidad Valenciana ).

La alcachofa

Las hojas exteriores de la alcachofa son duras, por lo que suelen retirarse la mayoría de ellas, también dependiendo de como se vayan a cocinar ( para hacerlas asadas no es necesario quitarlas ya que así mantienen su jugosidad )

La alcachofa al cortarla y entrar en contacto con el aire se oxida por lo que debemos introducirlas rápidamente en un bol con agua y limón para que no ennegrezcan. Podemos consumirlas de varias maneras: al vapor, asadas, rebozadas, fritas, horneadas…. sea como sea están exquisitas. Simplemente introduciéndolas en el microondas con un chorrito de aceite virgen extra y cociendo unos 3 minutos tenemos un plato realmente sabroso.

También las podemos asar a la plancha: echamos sal, aceite virgen extra y ya tenemos una muy sana guarnición. En tortilla son muy consumidas, las cocemos en una sartén hasta que estén listas y después se mezclan con el huevo batido.

La Alcachofa

Las alcachofas rellenas son un gran manjar en la mayoría de restaurantes, en este caso se utilizan los corazones de alcachofa, se cuecen al vapor y se rellenan de diferentes alimentos como pueden ser verduras, mariscos, pescados, carne…. acompañándolos de alguna salsa y normalmente gratinándolos.

 

Como podemos ver las posibilidades son muchas y muy variadas y si a todo esto le añadimos que son diuréticas, (favorecen la eliminación de líquidos, toxinas y otras sustancias tóxicas), controlan la diabetes, reducen la absorción de colesterol, protegen el hígado, previenen la formación de cálculos en la vesícula biliar, y además solo aportan 17 Kcal por cada 100 grs., las convierten en un alimento idóneo tanto para comer bien como para comer sano.

Pin It on Pinterest