Las gambas, a pesar de su disparatado precio en el mercado, siguen siendo uno de los manjares más apreciados en nuestra gastronomía. En verano, sobre todo en vacaciones es cuando más se dispara su consumo, ya que solemos incluirlo en nuestro presupuesto vacacional al menos en algún que otro aperitivo o comida playera.

Además es plato imprescindible en las fiestas navideñas por lo que los meses de octubre a diciembre son los mejores para su venta.

Al margen del precio de este codiciado marisco hay que destacar sus considerables beneficios en la salud.

Y es que las gambas contienen un alto porcentaje de yodo, imprescindible para el buen funcionamiento del metabolismo.

Las gambas regulan nuestro nivel de energía y controlan que las células funcionen correctamente.

Consumidas con moderación pueden ser incluidas en una dieta ya que su contenido en grasas es muy bajo.

Sin embargo poseen un alto contenido en colesterol por lo que no son indicadas para las personas con colesterol alto.  

Tampoco deben consumirlas personas con problemas de hipertensión o que sufran retención de líquidos.

gambas rojas

Beneficios de las gambas en la salud

Son ricas en hierro, potasio, calcio, fósforo, selenio, vitamina E y vitamina B12.

Fortalecen el pelo, la piel, las uñas, los huesos y los dientes.

Refuerzan nuestro sistema inmunológico y nos protegen frente a enfermedades cardiovasculares.

Favorecen el sistema circulatorio.

Y finalmente, por su gran poder antioxidante ayudan a prevenir el envejecimiento y enfermedades celulares como el cáncer.

Como podemos ver tienen muchas propiedades beneficiosas y además están riquísimas en sus diferentes formas de cocinarlas.

Aunque una de las mejores maneras de disfrutar de su sabor es a la plancha ( vuelta y vuelta) o al vapor con sal gorda, ya que así conservan todos sus jugos y propiedades.

 

Pin It on Pinterest